Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Hover Effects

TRUE

SOLTERAS INVISIBLES

{fbt_classic_header}

Header Ad

Recientes:

latest

  Octubre mes rosa El Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama nos invita a reflexionar sobre las mujeres especiales de nuestras vidas...

 Octubre mes rosa

El Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama nos invita a reflexionar sobre las mujeres especiales de nuestras vidas que han muerto demasiado pronto, muchas veces dejando atrás una familia devastada.
El diagnóstico precoz y el acceso, en tiempo oportuno, a una atención asequible y de buena calidad son los pilares fundamentales del control del cáncer de mama. Una buena labor de información y promoción puede contribuir a modificar algunos de los factores de riesgo, como la mala alimentación, la falta de actividad física y el consumo nocivo de alcohol.
El autoexamen se debe realizar constantemente:
La autoexploración se hará una vez al mes, tras una semana del inicio de la menstruación.
Las mujeres en menopausia deben asociarla a un día del mes, pues conviene que se realicen siempre en condiciones similares.
Todas las mujeres en edad fértil deben realizarse el autoexamen de mamas, pues este tiene como finalidad que conozcan las características de sus mamas y se pueda detectar oportunamente cualquier anomalía que se presente en ellas, y así acudir inmediatamente al ginecólogo.
Las mujeres mayores de 40 años deben realizarse una mamografía anualmente, con el fin de detectar tempranamente alteraciones en el tejido mamario. Por otro lado, se recomienda realizar una dieta balanceada y tener un estilo de vida saludable; esto ayudará a reducir el riesgo de todo tipo de cánceres.
Los primeros síntomas del cáncer de mamas suelen ser la presentación de un área de tejido engrosado o un bulto en el seno o en una axila. Otros síntomas incluyen:
Dolor en las axilas o el pecho que no cambia con el ciclo mensual.
Picazón o enrojecimiento de la piel del seno, como la piel de una naranja.
Erupción en uno de los pezones.
Secreción de un pezón, posiblemente con sangre.
Un pezón hundido o invertido.
Un cambio en el tamaño o forma del pecho.
Descamación de la piel en el seno o pezón.
Recuerda acudir con tu médico.
#montsesalud#porsaludfisica#mental#espiritual
Montserrat Toribio López/ECMC-MTL Radio/Noticias/México
Imagen: Secretaria de salud – Hospital Regional de alta especialidad de Oaxaca



No hay comentarios