Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Hover Effects

TRUE

SOLTERAS INVISIBLES

{fbt_classic_header}

Header Ad

Recientes:

latest

  Día Internacional de la Neuralgia Trigeminal El 7 de octubre de cada año se celebra el Día Internacional de la Neuralgia Trigeminal, consi...

 Día Internacional de la Neuralgia Trigeminal

El 7 de octubre de cada año se celebra el Día Internacional de la Neuralgia Trigeminal, considerada una enfermedad rara y poco frecuente del Sistema Nervioso Periférico.
Desde el punto de vista médico una neuralgia es un dolor intenso localizado en un nervio sensitivo y sus ramificaciones, ocasionado por la irritación o el daño en el propio nervio. Se le considera uno de los dolores más intensos que un ser humano puede sufrir. El dolor se asemeja a una sensación de calambre o shock eléctrico. Dada su intensidad, es altamente incapacitante, pudiendo a afectar psicológicamente al que lo sufre, causando episodios depresivos.
Esta patología se presenta en personas con antecedentes de enfermedades que afecten o dañen los nervios, como la esclerosis múltiple, un tumor, un vaso sanguíneo hinchado, un trauma facial o a consecuencia de una cirugía oral. Los episodios de dolor pueden durar pocos segundos o varios minutos y suelen confundirse con problemas dentales.
En el nervio trigémino, (conformado por el nervio oftálmico, nervio maxilar y nervio mandibular) el dolor se localiza de manera muy intensa en la cara, siendo afectados la frente, la boca, mandíbula, orejas, labios, nariz, cuero cabelludo o mejillas. Es más frecuente en mujeres mayores de 40 o 50 años.
El principal diagnóstico para detectar esta enfermedad es la aplicación de estudios por imágenes del nervio trigémino para detectar quistes, tumores y malformaciones vasculares.
Existen varias opciones de tratamientos médicos y procedimientos quirúrgicos para tratar esta enfermedad:
En caso de dolor prolongado se puede aliviar temporal o parcialmente con el tratamiento adecuado o incluso se pueden llegar a evitar los episodios de crisis por dolor agudo.
Fármacos anticonvulsivos o antiepilépticos: para estabilizar las membranas de los nervios: Carbamazepina, Lamotrigina, Pregabalina y Valproato.
Descompresión microvascular: se realiza una craneotomía en la fosa craneal posterior, proporcionando un alivio más prolongado del dolor y una mejora sostenida en las actividades de la vida diaria. Las complicaciones por este procedimiento son de un 0,2% a un 0,5%: fugas del líquido cefalorraquídeo, meningitis aséptica, hematomas e infartos.
Termocoagulación por radiofrecuencia: procedimiento quirúrgico rápido aplicado sobre el Ganglio de Gasser, con una muy baja tasa de mortalidad, así como alivio del dolor en un 90%. Los efectos secundarios más comunes son pérdida sensorial, entumecimiento de la córnea y disestesias.
Radiocirugía estereotáctica: se dirige un haz de radiación a la raíz del trigémino, en la fosa posterior. Este procedimiento mejora la calidad de vida en un 88%. Los efectos secundarios desarrollados, durante un lapso de 6 meses, posterior al procedimiento son los siguientes: complicaciones sensoriales, entumecimiento facial, parestesias.
La no detección o la falta de tratamiento de esta enfermedad puede ocasionar como consecuencia la pérdida de peso, depresión y en el peor de los casos suicidio.
Se recomienda llevar un modo de vida saludable, realizando una alimentación sana y equilibrada, así como practicar algún tipo de ejercicio físico regularmente.
Montserrat Toribio López/ECMC-MTL Radio/Noticias/México



No hay comentarios