Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Hover Effects

TRUE

SOLTERAS INVISIBLES

{fbt_classic_header}

Header Ad

Recientes:

latest

  Día Mundial del Linfoma Se trata de una iniciativa impulsada por la Red Mundial de Asociaciones de Pacientes con Linfoma (también conocida...

 Día Mundial del Linfoma

Se trata de una iniciativa impulsada por la Red Mundial de Asociaciones de Pacientes con Linfoma (también conocida en países de habla inglesa como la LymphomaCoalition)
Con este día se pretende concienciar a la población general respecto al grave impacto que tienen los diversos tipos de linfoma sobre la vida de los pacientes, así como también promover prácticas que faciliten el diagnóstico temprano y oportuno de esta enfermedad.
Para el 2022 el lema que acompaña el recordatorio es «Tenlo en cuenta», precisamente porque se hace hincapié en las señales comunes que aparecen junto a los linfomas como la fiebre, la sudoración excesiva sin explicación, el cansancio e incluso la pérdida de peso. Eventualmente, algunos pacientes experimentan picazón en la piel y sufren manchas cutáneas que tienden al color rojizo.
Un linfoma es un tipo de cáncer de la sangre que se desarrolla en el sistema linfático y afecta fundamentalmente a los linfocitos, que son un tipo de glóbulo blanco.
Existen más de 60 tipos y sólo el 50 por ciento de los mismos son curables, se presenta con mayor frecuencia en adultos que en niños y las probabilidades de contraer la enfermedad aumentan a partir de los 50 años.
Hay dos tipos comunes de linfoma:
• El linfoma de Hodgkin (también conocido como enfermedad de Hodgkin) llamado así en honor al Dr. Thomas Hodgkin, quien lo describió por primera vez.
• Linfoma no Hodgkin (el más común)
Cualquier tipo de linfoma se comporta, propaga y responde al tratamiento de manera diferente.
Diagnosticar un linfoma en sus inicios es complicado, pues síntomas como cansancio, fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos y sudoración nocturna pueden confundirse fácilmente con enfermedades comunes como gripe. Si se llega a notar la presencia de un bulto que no duele en el cuello, axilas o ingle, tomas medicamento y no se desaparece, es señal de alerta. Sera recomendable realizar una biopsia para confirmar o descartar la enfermedad.
El tratamiento depende del estado del linfoma, siempre que el diagnóstico sea temprano existe la posibilidad de realizar una biopsia para confirmar la enfermedad. Ratificado el linfoma, puede llevarse a cabo la quimioterapia y la radioterapia, con un alto porcentaje de éxito para mejorar la calidad de vida.
Esta enfermedad puede afectar tanto a niños, adultos o ancianos, por lo que la edad es indiferente. Eso sí, los médicos detallan que algunas clases de linfomas surgen específicamente en diferentes etapas de la vida de los humanos.
Montserrat Toribio López/ECMC-MTL Radio/Noticias/México



No hay comentarios