Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Hover Effects

TRUE

SOLTERAS INVISIBLES

{fbt_classic_header}

Header Ad

Recientes:

latest

  Día Mundial del Mosquito El 20 de agosto se celebra el Día Mundial de los Mosquitos en memoria del doctor británico Sir Ronald Ross, nació...

 Día Mundial del Mosquito

El 20 de agosto se celebra el Día Mundial de los Mosquitos en memoria del doctor británico Sir Ronald Ross, nació en Almora, un pueblito de la India, Si bien se especializaba en bacteriología, en 1992, decidió dedicarse al estudio de la malaria. Su objetivo principal era encontrar formas de prevenir la propagación de esta enfermedad tropical que afecta a millones de personas en todo el mundo. Para ello, primero tuvo que confirmar su hipótesis de que la enfermedad se transmitía entre personas a través de mosquitos. Descubrió que los mosquitos hembra son los responsables de transmitir la enfermedad de la malaria entre los seres humanos.
Fue el 20 de agosto de 1897 cuando este médico inglés descubrió que el mosquito del género Anopheles como portador de la malaria. Y confirmó su teoría de que solo la hembra picaba a los humanos. Estos descubrimientos y muchos otros avances en epidemiología y formas de protegerse contra la transmisión de la malaria lo hicieron merecedor del premio Nobel de Fisiología y Medicina de 1902. El día Mundial de los Mosquitos se instauró el 20 de agosto en su honor.
Responsable de más de un millón de muertes cada año, el mosquito está considerado como el animal más peligroso del planeta. Hay más de 3.500 especies conocidas, aunque solo una pequeña fracción se alimenta de sangre humana. Dos especies son particularmente peligrosas para los humanos: los de la familia Anopheles que transmiten la malaria o paludismo y los del género Aedes, responsables de transmitir varias zoonosis, del tipo tropical.
Los mosquitos del género Aedes (Aedes egypti y Aedes albopictus) pueden ser responsables de la transmisión del dengue, fiebre amarilla, Zika y chikungunya. Sus huevos son capaces de sobrevivir durante meses en suelo seco. Y en cuanto entran en contacto con el agua, eclosionan. Eso los hace particularmente resistentes. A día de hoy están presentes en todos los continentes, excepto la Antártida.
El aumento de las temperaturas resulta muy positivo para los mosquitos. En primer lugar, facilita su propagación, puesto que hay más territorios aptos para su supervivencia. Además, el calor acorta su ciclo de desarrollo. De hecho, en cuanto las temperaturas superan los 30 °C, en se reproducen en apenas 6 días. En cambio, en lugares templados (con menos de 25 °C) dicho periodo puede alargarse hasta las 3 semanas.
Un mosquito vive apenas 30 días, desde que se forma el huevo hasta que muere, cuanto más larga sea la incubación, menos tiempo tendrá para picar y transmitir las enfermedades que porte. Aunque las diferentes especies de mosquitos prefieren diferentes lugares para poner sus huevos, muchos mosquitos Anopheles ponen sus huevos en estanques de agua prístina. Los huevos se convierten en larvas acuáticas que crecen hasta que están listas para convertirse en adultos voladores. Los Anopheles machos y hembras adultos se alimentan de néctar; Las hembras también necesitan alimentarse de sangre, lo que resulta en lo que la gente conoce como picaduras de mosquitos, porque los nutrientes en la sangre permiten que las hembras produzcan huevos, continuando el ciclo nuevamente.
Las enfermedades transmitidas por mosquitos siguen siendo comunes y difíciles de tratar. A pesar de los esfuerzos globales para reducir su impacto en las poblaciones vulnerables. Según la Organización Mundial de la Salud, la malaria por sí sola causa unas 400.000 muertes al año. Otras enfermedades transmitidas por mosquitos pueden ser devastadoras para los pacientes, si no mortales. Por ejemplo, Chikungunya causa dolor en las articulaciones incapacitante, y la infección por Zika en mujeres embarazadas puede causar graves anomalías congénitas. Durante muchos años, los científicos han apoyado la investigación sobre estas enfermedades y los mosquitos que las transmiten, e incluso en medio de la pandemia de COVID-19, esta investigación continúa arrojando resultados valiosos.
El calentamiento global y la subida de las aguas siguen siendo los mejores aliados de los mosquitos. Se necesitan urgentemente nuevas tecnologías para combatir los mosquitos y las enfermedades que transmiten.
Montserrat Toribio López/ECMC-MTL Radio/Noticias/México



No hay comentarios