Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Hover Effects

TRUE

SOLTERAS INVISIBLES

{fbt_classic_header}

Header Ad

Recientes:

latest

  Caída de Tenochtitlán El 13 de agosto de 1521, conforme a las interpretaciones de las fuentes históricas por parte de los historiadores, a...

 Caída de Tenochtitlán

El 13 de agosto de 1521, conforme a las interpretaciones de las fuentes históricas por parte de los historiadores, aconteció la Caída de Tenochtitlán, la capital de la civilización mexica, llevado a cabo mediante la negociación entre civilizaciones que se encontraban bajo el yugo mexica y el conquistador español Hernán Cortés. Los aztecas (o mexicas) eran un pueblo conquistador, lo que significaba que muchas de las ciudades que habían subyugado estaban muy dispuestas a unir fuerzas con los españoles. Tenochtitlán era la capital política y religiosa del mundo azteca, y sus defensores opusieron una prolongada y feroz resistencia.
La caída de Tenochtitlán el 13 de agosto de 1521 fue un momento decisivo en el colapso del imperio azteca que dominaba Mesoamérica. Liderados por Hernán Cortés, los conquistadores españoles disponían de tácticas y armas superiores. Además, los visitantes del Viejo Mundo trajeron consigo nuevas y terribles enfermedades que causaron pérdidas masivas entre los indígenas americanos.
Así, habiendo tomado el control de todos los pueblos y ciudades en las orillas del lago, por solicitud de Hernán Cortés bloquearon las salidas de la ciudad y cortaron el acueducto que conducía agua potable a la ciudad. Además, mandaron una flota de 12 barco con un cañón cada uno y miles de balsas indígenas que arrasaron con la flota mexica. Con ello, Cortés esperaba la rendición rápida de Tenochtitlán, pero al interior de ésta Cuauhtémoc tomó varias medidas, entre ellas, acabar a todo aquel que apoyara o negociara con los españoles. El pueblo mexica se atrincheró en la ciudad hasta que el combate se convirtió en una batalla campal.
Al final, tras la caída de Tenochtitlán, muchos mexicas huyeron de la ciudad, ya que las fuerzas españolas continuaron los ataques incluso después de la rendición, masacrando a miles de habitantes y saqueando la ciudad. Varios de los fieros combates que se suscitaron durante la caída de Tenochtitlán fueron escritos y relatados por Bernal Díaz del Castillo.
Finalmente, el 13 de agosto, después de 93 días de resistencia y de haberse quedado sin alimentos ni armas, Cuauhtémoc se rindió, pero solo después de haber sido capturado mientras intentaba escapar en una canoa. Tenochtitlán fue saqueada y sus monumentos destruidos. Los tlaxcaltecas fueron implacables en su venganza y masacraron a hombres, mujeres y niños al por mayor, llegando a escandalizar a los curtidos veteranos españoles con sus atrocidades.
La victoria de los españoles y sus aliados, por su parte, saquearon todo y a todos en su búsqueda de oro, provocando la destrucción de la que fuera la mayor ciudad de América, pero finalmente se reconstruyó y se convirtió en la actual Ciudad de México.
Montserrat Toribio López/ECMC-MTL Radio/Noticias/México





No hay comentarios