Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Hover Effects

TRUE

SOLTERAS INVISIBLES

{fbt_classic_header}

Header Ad

Recientes:

latest

  Capsulas saludables: El ventilador y sus riesgos El calor al dormir es una de las causas más comunes de insomnio. Las molestias que genera...

 Capsulas saludables: El ventilador y sus riesgos

El calor al dormir es una de las causas más comunes de insomnio. Las molestias que genera la temperatura elevada por las noches hacen que no se logre un descanso completo. En algunos casos, la corriente de aire que entra por la ventana es suficiente para mantenerse fresco, pero en otros casos no es así, y dejamos el ventilador encendido a la hora de dormir para evitar tener calor durante toda la noche y podamos conciliar el sueño. La ubicación del ventilador y la forma en que dormimos son factores que influyen para que este artefacto represente un riesgo para la salud, aquí te los explicamos:
El aire del ventilador mueve el polvo y polen presentes en la habitación. Si eres alérgico, no se recomienda dormir con el ventilador.
El flujo continuo de aire al dormir con un ventilador reseca la piel y las fosas nasales. Esto puede ocasionar mucosidad para compensar la sequedad y dolores de cabeza producto de la congestión.
Al resecar las fosas nasales se crea un mejor canal para el ingreso de gérmenes que afectan el organismo.
Puede llegar a provocar rigidez muscular debido a la constante tensión de los músculos. Este riesgo aumenta si la persona duerme con el ventilador en la cara.
El aire del ventilador puede causar irritación en los ojos y sequedad en la garganta, si la persona duerme con los ojos o la boca parcialmente abiertos.
Dormir con un ventilador puede ocasionar determinados trastornos respiratorios, como por ejemplo, asma y sinusitis.
Probablemente estés diciendo y ahora como le voy hacer para poder descansar?, aquí también te damos algunos consejos para aminorar esos riesgos:
Limpiar el polvo del ventilador, el de fuera, el de las aspas y también mantener limpia la habitación para minimizar la cantidad de polvo que se mueva por el ambiente.
La velocidad del ventilador y la distancia determinan el grado de impacto en su salud: puede prevenir la congestión nasal, dolores de cabeza, dolores musculares y sequedad ocular.
Intenta tener un ventilador giratorio por la noche para evitar el flujo constante de aire en una dirección. Si el aire se reparte de manera uniforme lo mantiene fresco, puedes prevenir la rigidez del cuello, los dolores musculares, la nariz, la boca y los ojos secos.
Puedes configurar un temporizador en el ventilador para que se apague una hora o un par de horas después de la hora de acostarse.
#montsesalud#porsaludfisica#mental#espiritual
Montserrat Toribio López/ECMC-MTL Radio/Noticias/México

No hay comentarios