Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Hover Effects

TRUE

SOLTERAS INVISIBLES

{fbt_classic_header}

Header Ad

Recientes:

latest

  28 de julio: Día Mundial contra la Hepatitis La Organización Mundial de la Salud (OMS) viene celebrando cada 28 de julio el Día Mundial co...

 28 de julio: Día Mundial contra la Hepatitis

La Organización Mundial de la Salud (OMS) viene celebrando cada 28 de julio el Día Mundial contra la Hepatitis. Con la celebración de este día, la OMS se ha planteado alcanzar varios objetivos a nivel mundial, entre los que se encuentra, el reducir en un 90% la probabilidad de nuevas infecciones de hepatitis en cualquiera de sus presentaciones A, B,C, D o E y evitar el 65% de las muertes que acarrea año tras año el contagio de hepatitis.
El objetivo de esta fecha es impulsar a nivel mundial todas las iniciativas y estrategias que pueda realizar el sector salud en contra de las hepatitis.
La hepatitis vírica es una infección que produce una inflamación aguda en el hígado, En la mayoría de los casos, la inflamación del hígado comienza de forma súbita y solo dura unas pocas semanas.. Existen 5 virus diferentes de la hepatitis, cada uno catalogado con una letra del alfabeto diferente y mientras más alejado de la A se encuentre mayor es el riesgo que acarrea la infección: A, B, C, D y E. Los tipos B y C son los más comunes y ocasionan 1,1 millones de defunciones y tres millones de nuevas infecciones cada año.
La hepatitis vírica aguda puede dar lugar a cualquier cuadro clínico, desde un trastorno menor, similar a una gripe, hasta una insuficiencia hepática mortal. A veces cursa de forma asintomática. La gravedad de los síntomas y la velocidad de recuperación varían considerablemente en función del tipo de virus y de la respuesta de la persona a la infección. La hepatitis A y la hepatitis C suelen cursar con síntomas muy leves o ser asintomáticas y pueden pasar inadvertidas, mientras que las hepatitis B y E producen síntomas graves con mayor probabilidad. La infección simultánea por los virus de la hepatitis B y D (llamada coinfección) hace que los síntomas de la hepatitis B sean aún más graves.
Los síntomas de la hepatitis vírica aguda suelen comenzar de repente:
Inapetencia
Sensación general de enfermedad (malestar)
Náuseas y vómitos
Fiebre
Dolor en el cuadrante superior derecho del abdomen (donde está ubicado el hígado)
Al cabo de 3 a 10 días, la orina se oscurece y las heces se vuelven pálidas. Puede aparecer ictericia (coloración amarillenta de la piel y el blanco de los ojos. Estos síntomas ocurren porque el hígado dañado no puede eliminar la bilirrubina de la sangre como lo hace normalmente. La bilirrubina es un pigmento amarillo que se forma cuando la hemoglobina (la parte de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno) se descompone como parte del proceso normal de reciclaje de los glóbulos rojos viejos o deteriorados. Luego, la bilirrubina se acumula en la sangre y se deposita en la piel (lo que hace que se vea amarilla y cause prurito) y en el blanco de los ojos (lo que hace que se vean amarillos). La bilirrubina se secreta normalmente en el intestino como un componente de la bilis (el líquido digestivo de color amarillo verdoso producido por el hígado) y se excreta en las heces, otorgándoles su color marrón característico. En las personas con hepatitis, las heces son pálidas porque la bilirrubina no penetra en el intestino para eliminarse en las heces. En cambio, la bilirrubina se elimina en la orina, oscureciéndola.
La OMS hace un llamamiento a todos los países para que inviertan en la eliminación de las hepatitis mediante el cálculo de los costos, y la financiación de los servicios de eliminación dentro de sus planes de cobertura sanitaria universal. La estrategia mundial de la OMS contra la hepatitis, aprobada por todos los Estados Miembros, tiene como objetivo reducir los nuevos casos de infección en un 90%, y las muertes en un 65%.
Ante cualquier síntoma acude a tu médico.
Montserrat Toribio López/ECMC-MTL Radio/Noticias/México

No hay comentarios